pexels-alexander-suhorucov-6457579

Mujeres de tribu: nos necesitamos para brillar

Las mujeres somos de tribu. Desde tiempos inmemoriales, las mujeres han formado comunidades para apoyarse y ayudarse mutuamente. Estas comunidades, que podemos llamar tribus, han sido fundamentales para nuestro desarrollo como individuos y como sociedad.

 

¿ Por qué las mujeres somos de tribu?, ¿Por qué es importante contar con una tribu para avanzar en nuestros proyectos personales y mejorar la relación con nosotras mismas?

 

Veamos…

 

Hay varias razones por las que las mujeres somos de tribu. En primer lugar, las mujeres tenemos una conexión natural con otras mujeres. Compartimos experiencias comunes, como la maternidad (si la elegimos), la carrera profesional y los desafíos de la vida cotidiana. Estas experiencias nos unen y nos hacen sentirnos identificadas con otras mujeres. Compartir con otras mujeres que atraviesen el mismo momento vital nos hace sentir acompañadas.

 

Las mujeres tenemos el poder de crear espacios seguros para conectarnos con otras mujeres, crear relaciones significativas y expandir nuestro apoyo y poder. Cuando estamos rodeadas de otras mujeres que nos apoyan, nos sentimos más seguras de nosotras mismas y de nuestras capacidades. Esto nos ayuda a alcanzar nuestros objetivos y llevar nuestra vida a otro nivel.


 La comunidad de mujeres que están atravesando momento de vida similares a los tuyos pueden ser un activo invaluable para avanzar en nuestros proyectos personales. Pueden proporcionarnos:

 

·      Apoyo emocional: Cuando estamos trabajando en algo personal, es importante contar con ese apoyo emocional. Una tribu puede proporcionarnos aliento, acompañamiento y comprensión cuando estamos pasando por momentos difíciles.

 

·      Inspiración: Cuando te reúnes con mujeres con aspiraciones similares a las tuyas, puede proporcionarte inspiración para seguir adelante. Cuando vemos a otras mujeres que están logrando sus objetivos o que han superado etapas de vida que tú ahora estás viviendo, nos sentimos más motivadas y seguras de que también eso de que deseamos es posible para nosotras.

 

·      Recursos: Un grupo seguro de mujeres puede proporcionarnos recursos que necesitamos para alcanzar eso que deseamos. Cada una pone su granito de arena y si adicionalmente cuentas con una guía, “no necesitas inventar la rueda” porque ya han recorrido ese camino que tú tienes por delante y puede compartir contigo sus conocimientos, habilidades y experiencia para avanzar de manera más ligera.

 

Un ejemplo de la importancia de las tribus para las mujeres es el movimiento #MeToo. Este movimiento, que surgió en 2017, ha proporcionado un espacio seguro para que las mujeres compartan sus experiencias de acoso y agresión sexual. El movimiento ha devuelto el poder a las mujeres y ha ayudado a crear conciencia sobre la importancia de la igualdad y la justicia para las mujeres.

 

Encontrar una tribu alineada a ti no siempre es fácil. Sin embargo, hay algunas recomendaciones que puedes hacer para aumentar tus posibilidades de encontrar una tribu que te apoye:

 

·      Invierte en ti. Hay programas que reúnen mujeres con un objetivo en común y así avanzan juntas motivándose, apoyándose y compartiendo. En mi mentoría Tu Brújula Interior, reúne a mujeres que quieren volver a conectar con ellas mismas y las ayuda a desatar su poder interior a través de su Mapa Corporal. Si bien este en un programa que ayuda a las mujeres a vivir con propósito, confianza y alegría, también existen otros programas grupales que se enfocan más en el desarrollo profesional u otro tipo de desarrollo personal.

 

·      Asiste a eventos presenciales. Los eventos son una excelente manera de conocer, y conectar con otras mujeres con tus mismos intereses. El hecho de estar todas asistiendo en un evento es porque ya tienen algo en común.

 

Si bien esas son algunas recomendaciones generales dónde encontrar mujeres con las que puedas formar tu tribu, también es cierto que a veces están más cerca de lo que creemos. En este caso, apelo a seguir tu intuición y abrirte a esas mujeres que tienes cerca y que tal vez no has dado la oportunidad de abrirte y profundizar.

 

Para aprovechar al máximo tu tribu de mujeres es importante que seas abierta y honesta con tu tribu. Cuéntales sobre lo que deseas y lo que necesitas en este momento de tu vida. Ser vulnerable y abierta, abre corazones.

 

También es importante saber escuchar. A las mujeres nos encanta hablar y ser escuchadas. Practicar la escucha activa, que es prestar atención a lo que nos dices libre juicio y opinión, permite que nos abramos con mayor confianza.

 

Y por supuesto, comparte celebra y celébrate con tu tribu tu expansión. Muchas mujeres creemos que cuando nos permitimos brillas al frente de las demás, las estamos opacando. Esto es todo lo contrario. Cuando tú te permites brillar, inspiras a otras mujeres a brillar con luz propia.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email